Quienes me honran con su visita

Letras que son porción de vida,- en ellas, vivimos colores, sabores, y todas sus fragancias,- la vida al igual que un fruto, nos regala sus entrañas dulces, como también en algún mordisco nos demuestra que puede ser amarga.

martes, 24 de agosto de 2010

Sale con baterías



La tecnología, en su dinamismo arrollador no ha dejado espacio en el que no esté presente, al punto de hacerse casi imprescindible.
Verdaderamente en la época que nos toca vivir resulta por demás difícil, ver plasmado el concepto de libre albedrío en su más elemental concepción.
Podemos encontrar su causa tal vez, en su no ejercicio, lo que nos llevaría a otras causales, las que prefiero dejar en manos de los especialistas que seguramente podrán ilustrarnos con maestría.
Más bien, hallaremos en dicha falta de ejercitación, la causa toda de cierto determinismo imperante.
Algunos procesos de cambios ya arraigaron lo suficiente y, no parecen tener intención de retroceder.
Han modificado conductas, espacios y tiempos, de manera que cuesta entender si se trata de evolución, o de la literal abolición y abandono de las riquezas intelectuales y lingüísticas reconocidas por el hombre a lo largo de la historia.
Si parece una exageración,- imaginemos escribir la letra de un tango, la que diría algo así: En donde el compadrito apoyado en el farol del ciber, muy abrumado por la traición de una pollera y para matar su pena, desenfunda su iPhone, para llevar su llanto amargo al Facebook.
Como adaptar los clásicos de la literatura a las nuevas acepciones lingüísticas tecnológicas, será todo un desafío.
Sirvan estas líneas, de introducción a circunstancias comprobables en la vida diaria, que sinceramente preocupan.
Sin baterías
Me niego rotundamente a ser fagocitado por la tecnología,- lo que no significa un total rechazo hacia la moderna era en la que nos toca vivir,- prefiero simplemente conservar mi condición de tutor en mi propia humanidad.
A lo que con gran fervor antepongo un muy cerrado rechazo, es a transformarme en un pseudo aparato,- “hibrido social inalámbrico”; el rechazo proviene de sus mas que significativas consecuencias tanto, como las alienantes que acarrea la condición de “aparato”.
El aparato al que hago referencia, coloca a disposición de nuestros sentidos y caprichos en cualquier hora y lugar, todo nuestro bagaje existencial,- miserias incluidas,- de allí que, con sorpresa podemos encontrarnos ya sea en un transporte público, en el trajín peatonal o aeróbico, en un cine o en un teatro etc. etc., asistiendo sin proponernoslo a exhibiciones histriónicas extras, y todo por el mismo precio que es: mantener la batería cargada,- como condición necesaria para que en el ámbito que fuere, podamos saber que en la cartera de la dama, o en el bolsillo del caballero se guarda el control.
Control que transformó significados, costumbres y derechos.
Hoy perder el control es una frase que remite a un objeto, no, a una situación emocional determinada.
Surrealista imagen la de personas en virtual comunicación, de pronto un sujeto me explica que, los insultos que profiere no me tienen como destinatario, como tampoco soy responsable de las lágrimas de decepción y tristeza de una señorita que me mira mientras parece hablarle… a la nada.
Como tampoco nada perturba a quienes todo el día llevan incrustado en sus hendiduras auditivas unos adminículos que parece transportarlos a un mundo de autistas.
Se trata de una patética realidad, realidad que no permite imaginar la nueva historia a construir desde la virtualidad del hombre moderno.
Desafío mayúsculo resultará el transmitir las historias construidas por la humanidad; la de carne y hueso, esa que aburre por carecer de tecnología.
Hazañas como las de San Martín o Napoleón o, J. Cesar, parecen ridículas sin GPS.
Quizás en un tiempo no muy lejano nos veamos sorprendidos con alguna publicidad que nos sugiera que, mediante un sencillo implante en nuestra desprevenida mollera podremos poseer la enciclopedia británica... y en orden descendente para los menos ambiciosos de contenidos, podrán incorporarse mediante una píldora, un gran contenido mediático histórico de última hora.
¿Habrá que reescribir los clásicos?
El lobo de Caperucita estaría perdido si la abuelita hubiese sido puesta sobre aviso vía Messenger.
Incauta internauta resulto ser La bella durmiente,- parece ser que la bruja, vendía sus hechizadas manzanas por Internet.
Muy concentrada en el texto que crecía, pulgares mediante… la farolera tropezó....
Había adquirido las destrezas de los monjes Shaolin y, con paso cansino y los ojos cerrados, Rocinante avanzaba cual desahuciado por un obscuro sendero, el sueño, le devolvería las fuerzas.
Soñando, conseguía cambiar su austera imagen por la de Pegaso, llevando al mas bravo de los jinetes de todos los tiempos y, en efecto, el mas bravo de todos los bravos jinetes imitando a su cabalgadura, se encontraba absorto en encarnizada y sangrienta batalla con unos dragones infernales, realismo que era aumentado por las ramas de los árboles que se obstinaban en no cederle el paso,…al cabo de un tiempo y, ya habiendo salido de aquel cerrado bosque, estando a punto de conseguir la victoria, ni su lustroso yelmo con pantalla de plasma y sonido envolvente pudo librarlo de un descomunal golpe, que propinado por descomunal gigante jamás visto, terminaron en el desparramo por el suelo de toda su humanidad,… consola incluida.
Lentamente, giraba el molino.
Siguiendo el camino de sus sueños,
Lentamente… se alejaba Rocinante.
Mientras cerraba aquel libro virtual que se llamaba “Transformers de La mancha”.
-Muy barroco abuelo, me decía mi nietito después de haber escuchado la lectura, al tiempo que colocaba los dedos en el enchufe.
Ante el estupor que me provocaba semejante escena y al grito de…que ¡haces!!! Me responde,… tranquilo abuelo, cargo las baterías.
Sintiéndome una vieja victrola me fui a dormir, pero por si las moscas, me puse a inspeccionar la dentadura para ver si tenía baterías, no fuera que mientras dormía, me engullera solo.
Recobrando la cordura me propuse no leer más ficción y apagué la luz, con la esperanza de poder soñar,… en Lo que el viento, se llevó.

12 comentarios:

40añera dijo...

Espeluznante futuro donde te he visto cua Neo en Matriz unido a la maquina, arrrrrrr!!!!
Saludos

Sherezade dijo...

Amigo.......me has asustado porque me he visto "aparato", pero qué de acuerdo estoy contigo.
Encantada de entrar en tu casita
Sherezade

Maria José dijo...

Amigo. Desde a antiguidade este tipo de energia é utilizado pelo homem, principalmente nas embarcações e moinhos. Atualmente, a energia eólica, embora pouco utilizada, é considerada uma importante fonte de energia por se tratar de uma fonte limpa (não gera poluição e não agride o meio ambiente). Grande abraço.

Prudencio Hernández Jr dijo...

una sintesis valerosa..y con mucho valor..Si en mi existe eso tambien..no entiendo a los clasicos..parecen ya superado..pero es un vision pasajero (par siemrpe)..como todo lo actual..ya nada sera igual..se perdió la magia del descubrimiento..
Saludos desde el sur

Migue dijo...

casper amigo,¡me preocupas!... porque cada vez escribes memos¿? jajaja Siglo xx cambalache,el tango si no se escribiera como siempre se escribió no sería tango,claro que hoy se baila, utilizan instrumentos no tradicionales,se difunde nuestro tango en el mundo,en escuela,películas.Aunque... sabes que hay sitios en los que se baila e interpreta a la antigua,como en nuestra época.

Saludos amigo de Córdoba.

Dde..Avellaneda:Gran Bs.As.Argentina.Aquí estoy.

María dijo...

Reinventar a los clásicos, no por favor.
Reinventar la historia, incluso la fantasía de antaño, sería terrible.
No reinventemos nada para someterlo a la velocidad y tratamiento de esos extraños bichos con nombres ajenos a la humanidad.
Si consiguiéramos devolver la cultura del libro sin baterías, al que hay que pasarle las hojas con cuidado y cariño...
Un abrazo encantado por poder leerte.

Norma dijo...

Me gustan tus escritos.
Me quedo con la foto donde la capacidad e inteligencia humana ha permitido el desarrollo de la energía eólica. Los gobernantes tendrían que explotar en nuestro rico país todas las posibilidades que nos da la naturaleza, sin provoca contaminación, ni agotamiento. Claro lo eólico, lo solar, lo pluvial, etc., no reditúan convenientemente a los interes partucilares de nuestra clase política.
Me gustan tus escritos!!!, gracias por publicar.
Abrazos desde Buenos Aires.

Alma Mateos Taborda dijo...

El tiempo pasa y nos vamos deshumanizando, no estás muy lejos en tus reflexiones, ya no queda demasiado por descubrir y vamos lentamente perdiendo la capacidad de conmovernos por las pequeñas cosas. Muy buen texto. Es un lujo leerte. Un abrazo.

la reina del mambo dijo...

Me ha gustado.Cada vez estamos más deshumanizados. Necesitamos tener lo último en todo.
Saludos

MAJECARMU dijo...

Casper,los clásicos siempre son importantes porque nos enseñaron los valores,que ahora perdemos..con tanta tecnología y materia...!
El mundo debe volver al espíritu de los clásicos,a la filosofía,a la paciencia,a la humildad,a la perseverancia y a la belleza de la naturaleza.Ello nos salvará del vacío y hará posible que el espíritu crezca con los adelantos del futuro.
Mi felicitación por tu reflexión y también me tienes de seguidora.Mi abrazo inmenso.
M.Jesús

Patricia 333 dijo...

Me ha encantado tu reflexion y sobre toodo lo del lobo y la abuelita :)

Un beso

Ornella dijo...

bueno, bueno.. un texto que renace las ideas, que des-funda la "verdad", que resiste!, que no se agota.. que bueno que asì sea!_ tus letras sin baterìas_ que no se agoten!_ traeràn mil flores.. al pie!_ alucinante escrito..