Quienes me honran con su visita

Letras que son porción de vida,- en ellas, vivimos colores, sabores, y todas sus fragancias,- la vida al igual que un fruto, nos regala sus entrañas dulces, como también en algún mordisco nos demuestra que puede ser amarga.

viernes, 15 de octubre de 2010

Allá va!!!...



Hoy he echado una botella al mar

Con una nota dentro

Apelando al azar

Trabajo para el entendimiento

Será capricho del viento

Pero la vuelvo a lanzar

11 comentarios:

Estrella Altair dijo...

Cuantos deseos en esa botella,

a que si???

en fin que se cumplan algunos de los que lanzaste al viento..

Besos Casper

reltih dijo...

excelente pensamiento

Princesa115 dijo...

Deseos, sueños...Se cumplirán?

Besos

MIMOSA dijo...

Apelando al azar y al destino, el mar la llevará hacia algún lugar donde tus deseos serán entendidos y quizá correspondidos.
Bonito pensamiento.
Un beso

MIMOSA dijo...

En respuesta a tu pregunta, te diré que al paso que voy tengo que tirar garrafas, no botellas, que lo estoy pidiendo a gritos y nadie se entera, je,je.
Besos y buen finde.

Pluma Roja dijo...

Me encantó, tiene la belleza de la sencillez. Parece un pensamiento pegado a un vidrio mojado por la lluvia o eso pensé.

Un fuerte abrazo.

César Sempere dijo...

Lo importante es lo que contiene.

Un abrazo,

J.Lorente dijo...

El Azar, la Suerte, son conceptos caprichosos como el Viento. Pero la Vida sería muy triste y aburrida si no jugásemos un poquito con ello. Si todo fuese predecible, la Vida no tendría Misterios ni sorpresas... Yo no dejo de lanzar botellas. Cualquier día de estos me denuncia los de Medio Ambiente.

Para César Sempere (Con permiso): Lo importante es lo que "llevaba" dentro, que seguro que es una botella de Whisky Añejo ;)

Besos Embotellados, Amigos.

lidia dijo...

paso a saludarte y gracias por pasar por mi blog...mi anterior entrada,era una respuesta,a un comentario tuyo,creo que en ladridos...me salió de las entrañas!
un abrazo
lidia-la escriba

don vito dijo...

Hola Casper, bellas palabras, he regresado para quedarme, para seguir leyendo mensajes en botellas presuntamente olvidadas...gracias, buen domingo, besos.

esperanza sandoval santander dijo...

Querido amigo, los mensajes son como estrellas fugaces que van buscando su destino, a veces caen en campos abonados y sensibilidades fértiles, otras se pierden en secano estéril que intenta asfixiar su contenido pero cuando es de calidad no hay nada que apague su resplandor.
Un abrazo-