Quienes me honran con su visita

Letras que son porción de vida,- en ellas, vivimos colores, sabores, y todas sus fragancias,- la vida al igual que un fruto, nos regala sus entrañas dulces, como también en algún mordisco nos demuestra que puede ser amarga.

martes, 12 de enero de 2016

Polvo




Cuando el hartazgo en una especie de generación espontánea me ubique en un sitio muy parecido a nada, comenzaré a caminar como sospechando que alguna vez fue para alguien un sendero, hoy cubierto por los ancestros de las herederas hojas que percibo vivas y sin altanerías.

Cuando un solo paso pensado se oye como futuro, una vez dado ya es pasado, crujirán aquellas hojas de lo ido ante oídos ya no sordos cual crudo exordio de lo que seré.